Monday, March 26, 2007

poema (por ley) inconcluso





(ejercicio N° 1)

Siente cómo el sol descubre escabrosamente
las líneas curvas de tu cuerpo mudo,
haciéndolas puentes colgantes hacia la lujuria,
ridículos en la sobriedad del tedioso día;
y la noche que se empapa de un silencio antiguo,
a la vez se prepara para asaltar tus aceras,
aquellas de las cuales mis manos en desproporción
con tus muslos descubiertos, se estrechan para abrazarse,
y abrazar a cualquier cosa perfecta que llega a nosotros
como arañas celosas o como niños con hambre.


Mira cómo comulgo sacrílegamente con lo vulgar
del diario vivir, exasperado, entre moscas y gentes confundidas;
ellas danzas en el pavimento, se impregnan agriamente con el jolgorio
acostumbrado del medio día, mientras nos reencontramos
con nuestros orígenes puestos en el trágico andar hacia atrás,
donde todo se ha olvidado, menos el olvido
envuelto como un perro callejero del cual nadie quiere ver.
entonces yo me olvido de que fuiste mujer de todos,
compartiste caritativamente el pan y el vino fermentado hasta apestar,
dando las manos, abiertas a cualquier milagro o fenómeno
que se desataran las veces que hacías de virgen de una altar de una catedral abandonada.


Así, yo te siento, te miro y te olvido como se siente, se mira y se olvida
uno de sí mismo, cuando ya no hay razón para hacerlo,
al menos en los tiempos en que hay solo mentes varadas en la locura,
deformándose paulatinamente, y sin restricciones,
ahí, solo ahí es donde soy libre, para desgraciarte la vida
despareciendo tu ausencia de mi vista...

0 Comments:

Post a Comment

<< Home